Bosko, reinventándose a través de la esperanza

24 junio, 2019

Por Lilyana Lugo

De origen croata, Bosko Krivokuca Banjac es un artista del pincel, igual le gusta plasmar sus emociones en el óleo que en la ropa. Es un hombre muy sensible, que en cada una de sus obras nos invita a un enigmático contacto con nuestro ser interno.

Pinta y le gusta experimentar con los estilos, abstracto, figurativo y expresionismo, en donde el público interpreta la obra en sus distintos matices emocionales.

¿Qué representa el arte para ti?

El arte para mi tiene dos sentidos. Uno es la sanación del alma, de mí mismo. Mientras el otro, es energía creativa, cósmica, en donde solamente soy un instrumento.  

Siempre he creído que nuestras almas, van viajando a través de muchas vidas, recogiendo experiencias, energías buenas y malas. No sabemos que antigüedad tenemos, quienes éramos y sobre todo lo que hemos hecho en vidas pasadas. Las almas se cargan de todo y en un momento dado, todo eso se tiene que limpiar, convertirse, transformarse de algo raro y posiblemente negativo a algo creativo y bonito. El arte sirve para eso. 

Actualmente, tiene 35 años y ha recorrido un largo y difícil camino de vivencias. Desde nacer en un país en constantes conflictos bélicos, que lo convirtieron junto con su familia y a su corta edad, tan sólo 8 años, en un refugiado de guerra.

Por años en oscuridad, vivir sin luz eléctrica, en campamentos, pasar de una ciudad a otra, Bosko en Serbia logró fortalecer su espíritu guerrero, reinventarse a través de la esperanza, siempre imaginando mundos mejores.

¿Cuáles son ahora tus fortalezas?

Mi fortaleza más grande es mi paz interior. Todo empieza y todo llega en paz. He aprendido a vivir con cosas pequeñas y disfrutar en ellas. No hay nada que me regalé tanta paz, como estar en mi Atelier en Londres. Solo estando aquí y tomar café es algo lo que me tranquiliza y hace sentir pleno y feliz. Es mi base sé que estando ahí, estoy bien.

He luchado mucho para llegar al estado actual, valoro los caminos difíciles porque son maestros.

En 2007 se inicia como guía de turistas y con ello una nueva aventura, esta actividad le permite vivir en países como España, en donde comienza a dibujar y descubrir lo que más ama, pintar, crear y a través de ello, plasmar sus más profundos sentimientos, amor, tristeza, soledad, coraje, compasión.

¿Quién es Bosko?

Bosko es una persona que ha aprendido amarse a sí mismo y después compartirlo con los demás. Soy una persona que he aprendido a vivir. Alguien que está intentando conectar sus mundos interiores y así conectar mundos exteriores a través del arte.

Soy una persona sensible, aventurera y que siempre sigue para delante. 

El universo no se equivoca, meses más tarde expone parte de sus obras y colección “Abstracto es Real “, en importantes galerías en el corazón de Barcelona y hoy en Londres, ciudad en donde vive y le regala la fuerza de la composición, expone en Kabalah Center conectando el arte con la espiritualidad que el mismo transmite de forma sensible, auténtica y desde el corazón, un alma libre, soñadora.

¿Qué le agradeces a la vida?

Agradezco la experiencia de estar aquí, en este mundo, porque creo que somos almas teniendo experiencia humana y venimos a ser maestros y alumnos, todos somos seres de luz, proyectando nuestra magia y sentido de la vida misma.