Sophie Alexander-Katz, me queda claro que la vida en compañía es mejor

21 junio, 2019

Por Jaime Rivas Arenas

Realizó estudios de actuación en el Central School of Speech and Drama de Londres, Inglaterra. En México estudió en Casa del Teatro al lado de maestros como Luis de Tavira, Rogelio Luévano y Jorge Vargas. ​

Destacada actriz de teatro, ha trabajado en obras como Hamlet, Tres hermanas, La gaviota, Mujeres soñaron caballos, Festen, entre otras.

En televisión debutó en Amor en custodia y le han seguido grandes proyectos como Montecristo, XY, Mujeres Asesinas, Para volver amar, Yago, Dos Lunas, por mencionar algunas.

Compartió en exclusiva para StageOne Magazine parte de sus logros y pensamientos personales a través de sus proyectos.

Una chica que quiere ser actriz ¿era tu pensamiento cuando iniciaste esta carrera?

Sabes, nunca recuerdo haber tomado una decisión, me acuerdo solo que de chiquita, cuando me mandaban a dormir, lo que yo hacía era abrir la puerta de  mi cuarto un poquito para que yo pudiera  ver desde ese ángulo la televisión y entonces imitar lo que las actrices estaban haciendo en la televisión en los programas que mis padres pensaban que yo no estaba viendo, vi toda una serie de escenas a una edad muy prematura, lo único que sabía es que yo era eso que hacen ellas y luego mi abuela,  me hacía repasar sus papeles, hacia  todos los otros  personajes que tenían escena con mi abuela y eso me divertía mucho, me divertía mas que jugar con mis amigas de la escuela.

Muy querida y trabajadora ¿Cómo mantienes tu vida personal al margen de lo profesional?

Es súper fácil, no tengo (risas)… siento que no le importa a nadie, a quien le importa lo que hace un sujeto en la tierra, te lo digo en serio,  a quien le resulta interesante mi vida , realmente porque los voy a llenar de es paja, yo no tengo nada más interesante en mi vida que cualquier otra persona, entonces me daría  una vergüenza profunda estarle comentando a la gente que me estoy tomando un café o que estoy de viaje o que conocí a tal chico, yo utilizo las redes sociales para darle a la gente información que pienso le podría ayudar en algún momento.

Amor en custodia… ¿A qué tipo de hombre le entregarías tu corazón?

A un hombre que me sorprenda, que vea el mundo de una manera que yo no me lo imaginaba que podía entenderlo, que me dijera no está pared de ladrillos en realidad no es de ladrillo, es el muro donde cada uno puede colgar sus recuerdos más deseados o sus milagros, por ejemplo, que me sorprenda en ese sentido, que sea inteligente, que sepa usar su cerebro y que tenga sentido común y conciencia social.

Ha participado en películas como Café Paraíso, La noche de siempre, Puppet Soldiers, Labios Rojos, La dictadura perfecta, Si yo fuera tú.

Si yo fuera tú… ¿Con quién intercambiarías cuerpo?

Con una persona que sea un líder en derechos humanos, que encabece grades ideas o con un científico que descubra la posibilidad de mezclar neutrones y electrones para generar átomos que eliminen completamente las células cancerígenas en el cuerpo de las personas. Por un momento estar en el cuerpo de una persona que descubra la manera de hacer una estrategia de seguridad que proteja a las personas o que genere una campaña humanitaria que tenga un efecto mundial en los próximos 30 años.

Para volver amar… ¿Cómo te recuperas de un fracaso?

Creo que mientras más días paso en esta vida, me doy cuenta que el fracaso es algo implícito en la vida misma, es una característica implícita del ser humano y del SER humano o de SER humana, entonces el equivocarse o el fracasar tal vez da más especias y más sabor al platillo de la vida que quieres alcanzar, yo pienso que uno siempre tiene que aspirar a la perfección, uno siempre tiene que aspirar a países democráticos sabiendo que estas son utopías que no son características intrínsecas de lo que es ser humano, pero si lo es el aspirar a.

Yago… ¿Por qué luchas constantemente en la vida?

Ahora,  en el presente, es entenderme y conocerme en esta nueva ecuación de vida sin mis papas, yo estaba hecha de una cierta estructura, en donde mis orígenes estaban bien definidos y yo cuando volteaba hacia atrás, me tropezaba, sabía que habían dos manos gigantes, porque tengo que decirlo me tocaron gigantes de padre y madre, yo sabía que alguien me podía cachar la espalda y esas dos manos desaparecieron, ahora cuido mucho de no irme para atrás porque siento que me voy a romper irreparablemente y estoy en esa ecuación, para tratar  de ver si  puedo yo sobrevivir la vida sin esas dos personas que amo profundamente.

XY… Momentos que se han quedado en la memoria

A mi mamá nunca le había regalado una muñeca su papá (mi abuelo) me la regalo a mí, entonces mi mama sintió que por fin se había cumplido ese sueño a través de su hija que era yo, un día pasamos un puente en París, se me ocurrió que la muñequita tenía que salir a tomar el aire y que podía hacerlo en ese puente y así no le daba el sol, abrí la ventana del coche en la parte trasera y se me escapo la muñequita de  las manos y como era un puente no podíamos regresar, me acuerdo que a mi mamá le dio mucho coraje que hubiera yo perdido su muñeca… años después me explicó el por qué, en ese entonces yo tenía 4 años.

Yo no creo en los hombres… ¿Alguna vez has perdido la confianza en los hombres?

Absolutamente creo en los hombres y en la humanidad entera, amo a los hombres profundamente y se me hace que el ente humano hombre, es de las cosas más hermosas que yo he visto en mi vida.

Casi Transilvania… ¿A quién le has robado la energía?

Conscientemente no sabría contestar, inconscientemente o involuntariamente yo creo que soy persona que su cerebro va más rápido de lo que ella misma quisiera y tal vez voy a un ritmo muy acelerado, entonces de pronto quiero respuestas antes de entender los procesos para conseguir esas respuestas, tal vez con la gente con la que trabajo de pronto puedo agotarlos un poco con mi impaciencia o tal vez a mi familia, no sé si chuparles la energía, pero si cansarlos.

Solteras… ¿Alguna vez te has sentido desesperada por amor?

SÍ, ahorita (risas)… he pasado por momentos en donde estoy muy bien sola y ahorita es ese momento, me queda claro que la vida en compañía es mejor, creo que es una manera más inteligente de sacarle provecho y de sacarse provecho a uno mismo, porque estar en pareja te pone retos muy importantes.

Primera película que viste… Milou en mai.

Primera obra de Teatro … Grande y pequeño

Primer beso… vomité, un chavo que le mentí que tenía 17 y tenía 12, fue por el impacto

Primer berrinche… cuando nací y era porque quería comer más

Primer auto… a mis hermanos les dieron un Renault 5 amarillo, íbamos los tres al Madrid

Primer viaje sola…  cuando tenía 18 años y troné con mi chico, decidí irme a Guatemala

Primer novio… a los 5 años con Alan

Primera desilusión … con Alan porque no fue a mi cumpleaños número 5

Un 2019 muy movido para Sophie Alexander, una vez que termine temporada de Casi Transilvania viene el estreno de Solteras, la historia de Ana, quien sueña con llegar a los 30 años casada, pero no ha logrado encontrar al hombre ideal pese a sus múltiples intentos, contrario a su amiga, quien le revela que fue gracias a un curso que tomó, en donde comparte créditos con Cassandra Ciangherotti, Gabriela de la Garza, Mariana Cabrera, Flor Eduarda Gurrola, Irán Castillo, Diana Bovio, Andrés Almeida, Juan Pablo Medina, Pablo Cruz, Leonardo Daniel, Mar Carrera y Francisco de la Reguera.

Inmediatamente regresa de nuevo al teatro con A ocho columnas de Salvado Novo dirigidos por Fernando Bonilla en temporada corta seis semanas en julio y agosto.

Ganó gran reconocimiento en 2010 interpretando a Maité Duarte en la telenovela Para volver a amar, producida por Roberto Gómez Fernández y Giselle González.

Este año ha sido nominada como mejor actriz al Ariel por la película Los días más oscuros de nosotras, filmada en Tijuana y dirija por Astrid Rondero y que también se encuentra nominada como Mejor Ópera Prima.